Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Mujeres divinas

Respecto a ellas, no queda otro camino que adorarlas, gorjea Martín Urrieta prolífico compositor que triunfó con esa composición que con fastidio confiesa que no hay otro camino ni otra cosa que hacer que quererlas sin objetar nada.

El tema de la equidad de género en el ámbito político vuelve a ser tema actual cuando un grupo de féminas quieren presentar un proyecto de iniciativa de ley en el H. Congreso para modificar que los y las que pretendan llegar a una candidatura a Diputación sean de género femenino.

No estoy de acuerdo que sea a chaleco y que la Constitución obligue que por el simple hecho de haber nacido mujer, en automático adquieran derecho a la posibilidad de contender a un puesto de elección popular, cuando lo decente sería que el sesenta cuarenta actual, se convierta en mitad y mitad, o setenta treinta a favor de las damas.

Hay que analizar capacidades, virtudes, y sopesar tamaños para elegir el sexo de la persona que desea llegar a una curul y no nada más porque carecen de los atributos masculinos.

Margarita Arellanes que es la que anda en la trompa de la máquina alebrestando a un ejército generoso de mujeres que tienen toda la intención, todo el deseo y el derecho a ser escuchadas y ahí es donde viene el problema que reitero, no porque nacieron mujeres la sociedad tiene la obligación de brindarles la oportunidad de ser.

Dentro de sus inquietudes la Alcaldesa –que por cierto trae una revolución interna quitando, cambiando y corriendo personal- suma a su petición que desaparezca el fenómeno de las “Juanitas” donde se postula a una mujer y su suplente es un varón, que al momento de ganar la elección, el hombre se convierte en titular y la mujer para su casa.

Esta circunstancia mis queridas señoritas, noes privativo de un Partido ni grupo determinado, es producto de una malformación social al interpretar las reglas del juego político.

Es recordar al Juanito de Iztapalapa y la marranada que realizó Andrés Manuel López Obrador que con un cinismo extremo y ante un público que atiborraba un teatro le repitió en varias ocasiones: “¿Estas consciente que vas a competir como delegado de Iztapalapa”?  “Sí.” Respondió el palurdo.  “¿Estas consciente que si ganas, te haces a un lado para que la señora rinda protesta como Delegada?”  “Si Peje, estoy consciente”. Afirmó la caricatura de hombre que poco después enloqueció con un  cintillo en la frente gritando al viento que era tan popular que competiría para la Presidencia de la República.

No Margarita, el problema no es de ley, sino de moral, no es de reglamentos, sino de honestidad y decencia.

Si existen damas valientes y valiosas, que sean puras candidatas y ningún varón. Pero si carecen de inteligencia, honestidad y seriedad para evitar andar de chapulinas como Ivonne, mejor nos quedamos como estamos.

Más vale malo por conocido, que bueno por conocer, así use pantalón, falda o por la noche se disfrace como el alcalde de Fresnillo que no tuvo ningún empacho en declarar que es tan hombre como cualquiera, pero gusta de vestir como princesa y la gente lo celebra.

No se trata de obligaciones, ni ordenamientos,  es cuestión de honestidades, o mejor dicho, no se me hace gorda Antonia, lo que tiene es mal fajada.

minutochavaportillo@gmail.com

 

Ultimas Noticias