Lo de hoy...
La información nunca está protegida

El huracán CNTE

No sé qué fue más terrible si los fenómenos naturales Ingrid, Manuel o el fabricado de la CNTE por los daños causados a la población, empezando por las pérdidas materiales y terminando por las que por lo pronto no se ven pero el tiempo nos pasarán factura; las morales de haber dejado sin enseñanza a los niños mexicanos y el activo que jamás se recupera que es el tiempo perdido.

Ahora resulta que como aceituna del Martini, se ha convertido en ooootro problema el cómo pagar los salarios caídos de los que vinieron a vacacionar y delinquir a la capital y la verdad es que este contador de historias percibe una solución sencilla. ¿Qué los sindicatos no están para fortalecer los momentos de apremio y desdicha de sus agremiados?  ¿Qué no cuentan con un fondo de contingencias para este tipo de eventualidades? ¿Qué no imaginaron que podían salir trasquilados cuando llegaron a exigir cabello? ¿Qué no les enseñaron para que enseñaran que en las revoluciones se gana, pero también algunas veces se pierde?

Hay un organismo que se llama Fondo de Aportaciones a la Nómina Educativa y Gastos de Operación que por su título, obvio entender que para eso fue creado y que de ese cuero deben de salir las correas y no de la zalea del sufrido y aporreado ciudadano que aguantó a pie firme las salvajadas y destrozos de los educadores.

Así como se financiaron con dádivas, limosnas o extorsiones para mantener plagiada la ciudad capital, utilicen el mismo formulario para recuperar los salarios que exigen recibir sin merecer y de paso vayan viendo como le harán para recuperar el tiempo que se gastó en sus movimientos y manifestaciones en lugar de dedicarlo a la cátedra que debería ser su única y auténtica vocación.

Por lo pronto Emilio Chuayffet recibió la notificación que los maestros de Oaxaca se negaron a someterse al Censo Nacional de Escuelas, Maestros y Alumnos que aplica el INEGI contestando la SE que si no hay censo, no hay raya porque sería muy difícil integrar una nómina sin saber quien forma parte de ella. Los profesores comisionados que doblaban salarios y se les  va de las manos.

Sin duda el Secretario ya tiene a todos los borregos en el corral asilenciados y sin chistar y van a ver que se aclimatan o se aclichingan.

La pregunta es: ¿Por qué tardaron tanto?

¡No podíamos atender tres huracanes a la vez!

minutochavaportillo@gmail.com

Ultimas Noticias

Todo a medias

Existe en el lenguaje ordinario una frase que denuncia: “las medias, ni en las mujeres son buenas” haciendo alusión que hay que... [Seguir leyendo]

Reflejo

Viviendo en Nuevo León, aunque no tenga usted acendrada la “enfermedad” del fanatismo por el futbol, tiene obligación de entender el mínimo... [Seguir leyendo]

Nadie ganó

Había prometido no hablar del aburrido debate en lo que a desarrollo se refiere y seguiré con mi actitud, pero lo que... [Seguir leyendo]