Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Violencia familiar

Valioso e interesante resulta el libro editado por el Centro de Integración Juvenil que lleva por título, “Violencia familiar y adicciones. Recomendaciones preventivas” que fue elaborado por varios de los mejores psicólogos del  país.

El texto es de lectura “obligatoria” para padres e hijos. Para ambos constituye una herramienta útil a fin de corregir desviaciones y  prevenir conductas perniciosas en las relaciones de noviazgo. Es probable que sea difícil conseguir un ejemplar de esta obra, pero vale el esfuerzo intentar allegarse uno.

Entre los temas tratados está el de la adicción al tabaco cuya sustancia  altamente adictiva, la nicotina y 4 mil  elementos químicos más, (de los cuales casi 40 son cancerígenos), hacen que cada 10 segundos una persona fallezca por causas relacionadas con el tabaquismo. Al encender un cigarro se genera monóxido de carbono así como 56 alquitranes. Por otra parte, el alcohol es la primera causa de muerte entre jóvenes por accidente automovilístico.

En México existen 32.3 millones de personas que consumen bebidas alcohólicas, reveló la Encuesta Nacional de Adicciones y casi 14 millones de personas de población urbana, de entre 12 y 65 años de edad son fumadores, de los cuales 5 millones son mujeres.

¿Qué es la violencia? Según la Organización Mundial de la Salud, es “el uso deliberado de la fuerza pública o el poder, ya sea de amenaza o efectivo, contra uno mismo, contra otra persona o un grupo o comunidad,  que cause o tenga muchas probabilidades  de provocar lesiones, daños psicológicos, trastornos  del desarrollo o privaciones y muerte”

La violencia familiar, según la Norma Oficial Mexicana de Salud, es “El acto u omisión único o repetitivo, cometido por un miembro de la familia, en relación de poder en contra de otro u otros integrante de la misma, sin importar el espacio físico donde ocurra el maltrato físico, psicológico, sexual o abandono”.

La Asociación Mexicana contra la violencia hacia las mujeres, dio a conocer que la agresión física está presente en 81 % de los hogares seguida de la violencia emocional o psicológica. Un estudio indicó que un joven, al cumplir 18 años de edad, habría visto en televisión 27 mil asesinatos, la gran mayoría cometidos por hombres.

La violencia familiar es un reflejo de la violencia estructural que se traduce en las relaciones asimétricas entre las personas.  Los conflictos son, al igual que las crisis, momentos de movimiento,  desarrollo y transformación.  El respeto y la negociación son pilares indispensables para construir nuevas relaciones entre los géneros. Regalarse la oportunidad de leer este libro y platicarlo con la familia, sería un obsequio de salud mental que perdurará más allá de las fiestas decembrinas.

temoch47@hotmail.com

 

Ultimas Noticias

Toques para Samuelito

Toques eléctricos, de esos de cantina, para Samuelito. Desde hace varios meses, el malabarista de las mentiras en Nuevo León, el gobernador... [Seguir leyendo]