Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Pensar en los niños

 

 

“Si la justicia existe, tiene que ser para todos;
nadie puede quedar excluido, de lo contrario ya no sería justicia”.
Paul Auster

No hay manual para ser padres y mucho menos cuando se trata de personas con capacidades diferentes. Se forma sobre la marcha, con amor y paciencia, aprendiendo de los errores y buscando siempre lo mejor para los hijos.

Es, en la mayoría de los casos, la labor de las familias de estos pequeños especiales todo un apostolado y una de las más bellas muestras de amor que se pueden apreciar en el mundo. Me ha tocado conocer de muchos casos así y tener una especial relación con esos pequeños.

Pero también existen, lamentablemente, muchos casos en los que la negación y la sobreprotección de los padres causan un daño irremediable en la vida de estos niños y que, en aras del amor a los hijos, terminan atropellando vidas, personas y familias.

Este es un caso del que deben tomar nota el DIF estatal y del municipio de Santa Catarina, la Secretaría de Educación y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos. En ellos confiamos y esperamos respuestas.

Por respeto a los menores, que no a los indolentes padres, omitiré los nombres, pero los mantendré en reserva para denunciarlos a la autoridad que así lo requiera; de cualquier modo, con la simple información, les será de suma facilidad dar con la identidad de los protagonistas de esta negra historia.

Un hombre que fue regidor por el PRI en Santa Catarina en tiempos de Irma Adriana Garza, tiene dos hijos con capacidades diferentes; en su sobreprotección ha confundido la educación especial con el simple trámite de otorgar un certificado de estudios y ha utilizado el poder para imponerse a quienes, con mayor visión, han osado negarse a simplemente cumplir su capricho intentando enseñar a los pequeños a valerse por si mismos.

Con el apoyo y abuso de Irma Adriana Garza, el exregidor consiguió que al mayor de los dos niños le otorgasen el certificado de secundaria sin cumplir lo más básico, tras un problema grave con una maestra. El director, espantado e irresponsable, optó por la fácil, pero el niño se ha quedado en casa, sin continuar con ningún aprendizaje ni formación.

Ahora con el segundo, que ha tenido ya problemas en una secundaria y lo han tenido que cambiar a otra, la historia se repite y en su afán el padre ha movido influencias para denunciar a un maestro ante Derechos Humanos consiguiendo que lo suspendieran de su actividad y todo porque su objetivo es que al chamaco le entreguen su certificado de estudios sin más ni más.

Debe el DIF velar por los derechos de estos menores a una educación digna y de calidad, para que cuenten con herramientas para sobrevivir cuando falten sus padres; debe Derechos Humanos indagar sobre la indebida suspensión al maestro; debe la Secretaría de Educación poner orden y evitar los abusos del ex regidor y la ex alcaldesa.

Deben todos, pensar en los niños.
ftijerin@rtvnews.com

 

Ultimas Noticias

Toques para Samuelito

Toques eléctricos, de esos de cantina, para Samuelito. Desde hace varios meses, el malabarista de las mentiras en Nuevo León, el gobernador... [Seguir leyendo]