Lo de hoy...
La información nunca está protegida

No ofendan al payaso

De mi lenguaje he eliminado la palabra “Basta”, o bien,  la frase “Ya Basta”, porque he creído que en la actualidad es letra muerta.

He leído y oído el “Ya basta de corrupción”, “Basta de secuestros”, “Ya basta de  inseguridad”, “Basta de violencia”  y muchos “Bastas” más, sin llegar a nada.

Por ello mismo no voy a escribir “Ya basta de payasadas”. Porque estoy seguro que no va a suceder, antes al contrario, se pueden acentuar estas.

Lo que si voy a hacer, es suplicar a los políticos, que estén en la función donde estén,  que por quien más ellos quieran, no ofendan a los payasos con sus desplantes y actitudes.

Ser payaso es un oficio digno. Es un artista que la hace de gracioso en las ferias, fiestas y circos, único propósito es provocar la risa y la alegría de quien lo está viendo actuar.

De un tiempo a la fecha, a los políticos, llámense Gobernadores, Senadores, Diputados Federales, Locales o Regidores, le cubrimos su irresponsable comportamiento calificándolos de payasos.

Y en honor a la verdad, el comportamiento de muchos de estos “jijos de la jijurria”, no merecen el calificativo de payasos porque al que ofendemos es, en todo caso, al triste payaso.

Qué culpa tiene un payaso de que el perredista y Diputado Federal por Michoacán, Antonio García Conejo, se encuere  ante el pleno de la Cámara para protestar por la aprobación de la Reforma Energética, mientras que otros hacen sus desmanes en el recinto legislativo.

Que culpa tiene un payaso, de que la actual clase política, ofenda a los mexicanos que con su voto le confirieron un honorable y honroso cargo ante la Nación. Creo que no hay derecho a esa ofensa.

Para cerrar, a quienes hacen el favor de leerme, también les voy a suplicar que a esos políticos no los llamen payasos. Llámenles como quieran, pero severamente, porque lo que hacen, no es nada divertido.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

 

 

 

 

 

 

Ultimas Noticias