Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Intactos aguinaldos: vergüenza del país

Sí, intactos, y sobre todo, cada año mayores, el Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens recibirá 888 mil pesos por ese concepto; los Magistrados de la Corte Suprema 841 mil; lo mismo que los miembros del Tribunal Electoral  (ahora en receso porque no hay elecciones), y exactamente igual a lo que recibirán los consejeros del IFE; estamos hablando de los que mayores prestaciones perciben; falta toda la burocracia federal, cuyo monto será de  900 mil millones.

Una orgía vergonzosa, estratosférica, descomunal, mientras más de 50 millones de mexicanos  que, perdidos en su inmensa pobreza, nada recibirán; son los “condenados de la Tierra” que no tendrán capacidad de compra porque no conocen de esto.

Es el famoso lumpenproletariado del marxismo,   que tanto les gustaba denunciar a quienes profesaban la religión del comunismo; ahora descontinuado y obsoleto; todo cambia, menos esa lacra vergonzosa y estéril llamada pobreza,  que suele convertir en sordos y ciegos a quienes detentan los poderes de toda índole.

Allá en la azotea de la política no llega el clamor de quienes tienen hambre; por ello les pasa de noche su existencia a  muchos; en el Vaticano surge  la voz del Papa Francisco, quien desea gobernar una Iglesia multimillonaria con el sello del de Asis; vano intento; no logrará nada, porque los poderes fácticos, allá y acá no permitirán esa blasfemia discordante.

De nuevo los que tienen hambre pasarán otra Navidad entre el lacerante frío de la Naturaleza y la gélida e indiferente mirada de los poderosos. Incluso los maestros han acordado regresar a clases; mentira; regresan por sus “emolumentos”; ya vendrán tiempos para nuevas protestas, y paros.

Los tres partidos mayoritarios del país, están enfrascados en tremenda lucha por alcanzar mejores espacios para medrar en el nombre de los que menos tienen; burda mentira; están repartiéndose, como botín d guerra, las migajas de su estulticia, viviendo a costa de los marginados, de los menesterosos, de los que menos tienen.

Los legisladores tienen el poder de hacer más pasadera la vida a éstos parias sociales, pero nunca se les ha ocurrido legislar para hacer que la distancia entre su riqueza navideña y la pobreza que invade nuestro país, se aminore y cambie.

Tienen la palabra los poderosos; mi intención es que disminuya esa inmensa distancia entre pobres y ricos. Olvidan que deben gobernar para disminuir esa grieta vergonzosa.

Quienes se dedican a comunicadores, deben impulsar esta especie de Utopía; porque es una verdad incontrovertible y llana; porque es una necesidad urgente.

No puede ser que los partidos se encuentren enfrascados en su lucha por obtener escaños de poder mientras la mitad de los mexicanos carece de lo indispensable.

ozielsh15@gmail.com

Ultimas Noticias

Sociedad distante

El próximo domingo 28 será el segundo debate entre Claudia Shienbaum, Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez, aspirantes a suceder al presidente Andrés... [Seguir leyendo]