Lo de hoy...
La información nunca está protegida

¿Vuelve Chepina?

Sí; de pronto irrumpió en una sesión de panistas; se hizo presente en medio de algunos aplausos y rechiflas; nuevo look, aunque mismo discurso.

Esos somnolientos discursos que usaba – y abusaba –  durante la campaña presidencial, que hacían que algunos de los convocados abandonaran el recinto antes de que acabara de hablar.

Ni carisma, ni substancia, como siempre. ¿De veras estará pensando en presidir el CEN  del PAN?

Se nos perdió por allá en Europa,  en algunos países, en un periplo que duró seis meses

¿Quién estará promoviendo su repentino afán por dirigir al PAN?

Porque debe recordar que durante su campaña utilizó el slogan “Josefina diferente”, tratando de diferenciarse del Presidente Calderón;  su esfuerzo la llevó al tercer lugar de preferencia electoral.

¿Acaso no sabe que el PAN de entonces no lo horneó bien; chamuscándolo sin remedio?

Sigue hablando mucho sin decir nada; sigue mintiendo o inventando sobre la marcha.

Recordemos: una semana antes de la Elección Presidencial le dijo al periodista Loret de Mola, en programa nacional, que arrasaría, mostrando su falta de conocimiento, no sólo de su propia   Campaña, sino  su inmensa hipocresía.

¿Tan pronto han olvidado los pitufos esas acciones muy alejadas de la realidad, o  han perdido el juicio? El PAN se enorgullecía de ser un Partido  “serio”, que buscaba siempre hacer el bien a la sociedad por la vía democrática; casi siempre cumplía su palabra, se mantenía lejos de la búsqueda de prebendas, buscaba además resolver sus problemas internos en secrecía.

Ahora está desarticulado, descontinuado, devaluado y – aunque lo duden algunos – corrupto.

Y todo por habérsela jugado con ésta especie de maga que convierte una audiencia en cementerio

Ahora buscan revivir; deben pensar que acudirán a las elecciones con distintos  impulsos, alejados del chantaje y de la simulación del depredador de panistas Vicente Fox, quien nunca  ha pertenecido al PAN, o de  un Gobierno insulso, alejado del pueblo, como el de Calderón.

Necesitan los panistas servirse de  mejores hombres y mujeres, de los serios, no los que buscan sólo ascensos personales, a la manera del viejo PRI, ya desaparecido.

En esos doce largos años padecidos, México no avanzó, sin embargo, cultivó políticos aplicados en robar erarios;  no necesitan nombres, los hemos dicho miles de veces; son como los pendejos del “Maistro Torres” si volaran, no veríamos la luz del sol.

Se han hartado de hacer política desde las alturas del poder, para joder; bástenos recordar los juniors que puso Calderón como dirigentes del PAN, incoloros, insípidos:  Germán Martínez y César Nava, quienes  no sirvieron al Partido; se la pasaron esperando órdenes de su ilustre Jefe.

Ahora sólo buscan escalar en el tejido social; sin brújula, sin rumbo, sin esencia. Un Partido fragmentado que necesita con urgencia, aunque suene reiterativo, un golpe de timón.

Ultimas Noticias