Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Trampas

“La chapuza, acusa…”

Ahora resulta que la auditoría a la Comisión Estatal Electoral, por la cual los nuevoleoneses pagamos 1.2 millones de pesos, no era tal, sino una simple revisión de procedimientos para detectar fallas en los trámites administrativos.

Cuestión de darle para atrás a las páginas del archivo para darse cuenta que el asunto ha sido una interminable sucesión de mentiras, tapaderas, pretextos y engaños de Luis Daniel López, el Comisionado Presidente del organismo, que a toda costa ha buscado esconder algo o proteger a alguien con trampas, chanchullos y marrullerías.

Cuando algunos datos de la revisión se filtraron a la prensa, López Ruiz se encargó de tapar la fuga y decir que se trataba de información parcial. Cuando los comisionados y la sociedad en pleno le exigieron resultados, le dio más largas; cuando creció la presión, dijo que había una cláusula de confidencialidad entre la empresa auditora y la Comisión que impedía revelas los resultados; cuando volvió la presión siguió aguantando y cuando ya no pudo, publicó en Internet el documento que, ¡oh caray!, resulta que ni siquiera es una auditoría, que no dice nada, que no sanciona a nadie, que no castiga nada.

Desde antes de que Luis Daniel López llegase a la CEE denunciamos la existencia de cuestiones extrañas en el manejo administrativo del organismo. Se lo dijimos al anterior presidente y él, por conveniencia o por simple apatía, hizo oídos sordos. Les insistimos y lo demostramos en los tiempos del actual presidente y obvio nada se hizo.

El punto central es que en la CEE no ocurre nada porque el Presidente no quiere que pase nada, no va a proceder en contra de quienes han cometido los presuntos desvíos de recursos. Esto se llama falta de voluntad para que sucedan las cosas, pero también puede apreciarse como confabulación o coparticipación, porque tanta ingenuidad y candidez no pueden interpretarse de otra manera.

Pero llegará el momento en que se conozca la verdad, en el tiempo de Luis Daniel López o en el futuro y él, junto con los funcionarios que se han aprovechado de sus cargos para presumiblemente obtener ventajas, favores, recursos, dineros o cosas por el estilo, a costa de la sociedad de Nuevo León, tendrán que rendir cuentas.

Hoy queda demostrado que la trampa le falló al trampero y al final quedó entrampado en ella. Pobre comisionado presidente que pasará a la historia por sus desatinos y sus enormes esfuerzos por tapar una cloaca.

ftijerin@rtvnews.com

 

Ultimas Noticias