Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Los cambiados del Congreso

Ceremonia
Muy emotiva estuvo la  ceremonia solemne que el Congreso del Estado ofreció al Ejercito Mexicano con motivo de su centenario. El Secretario de la Defensa Nacional, mi general Salvador Cienfuegos y un grupo de militares de élite, personal medio y de tropa se sintieron como en su casa por el recibimiento que le dieron los curuleros locales, muy bien portaditos todos ellos y ahora si bien unidos. Cienfuegos dejó claro que el Ejército no se retira de Nuevo León al advertir que “aun existen nefastas intensiones para corromper el equilibrio y armonía de la sociedad”, de paso dio un espaldarazo al gobernador Rodrigo  “El Baby” Medina cuando señaló que el estado “es ejemplo claro de voluntad y compromiso social, lo que ha permitido disminuir significativamente el nivel y los efectos de la inseguridad, de la violencia y de la criminalidad”, más claro ni el agua purificada.

Desaire
Por cierto, qué mal se vieron los dirigentes sindicales, empresarios, políticos y representantes de las cámaras privadas de Nuevo León al no asistir al evento donde fueron reconocidas nuestras gloriosas fuerzas armadas. Decenas de butacas se quedaron vacías en la zona de galerías en espera de los invitados, las cuales tuvieron que ser ocupadas por personal del Congreso del Estado.  También en el área de sesiones se contaron más de una decena de curules desocupados dispuestos para altos funcionarios que no se dignaron en acudir y que fueron rellenados por personal de logística del Gobernador. La verdad eso no se le hace a una institución castrense, que ha mantenido a raya al crimen organizado a costa de la vida de sus oficiales y ha acotado la violencia que se vive en la entidad y en México en beneficio de todos. Una tachototota para los faltistas.

Grito
La que pegó un grito que se escuchó hasta galeras donde estaba encaramado este su Diputado X, fue la senadora Marcela “La Guerrera” Guerra quien al ver el monumento a la censura en lo que se ha convertido la ristra de láminas de acrílicos mal colocadas en la sala de sesiones del Congreso exclamó: “¡¡¡Para que pusieron ese techo!!!”, en tono de reclamo, sin embargo nadie le pudo dar una explicación. Ah, qué Marcelota, siempre será genio y figura.

Cambios
No se si ustedes se acordaran mis trasnochados lectores que en la primera aparición de esta columna les revelamos de un mal manejo por 900 mil pesos descubierto en el área de Comunicación Social del Congreso, pues bien las gargantas profundas nos informan de movimientos telúricos en el área y que a punto esta de concretarse la salida del mero mero de esa Dirección, nos referimos a Fernando “El Fantasma” Cifuentes quien dicen tiene los días contados en su cargo, o algo tuvo que ver con esa malversación o simplemente el nuevo coordinador Alfredo “El Grande” Rodríguez no quiere a nadie cerca que huela a Juan Carlos “El Cabezas” Ruiz ya que Cifuentes pertenece a la escuadra del ex descoordinador panista.

Ausencia
Muchos asesores y asistentes de los diputados de todos colores y sabores, extrañan la ausencia de Oscar “El Hombre de Oro” Goldman, un gordito simpaticón y amiguero que dejó  el  staff de asesorías del Grupo Legislativo del PRI hace unas semanas. Este joven conocedor del quehacer legislativo y bien preparado profesionalmente, se distinguía por su capacidad en elaborar puntos de acuerdos e iniciativas que calaban hondo en el ánimo de la oposición que al ser subidos a tribuna provocaba rabietas, pero además se caracterizaba  por su espíritu servicial. Nos comentan que Oscar fue victima de las grillas palaciegas que llegaron a oídos de Edgar “El Solitario” Romo quien ipsofacto ordenó que Goldman no volviera a pisar el Congreso. O sea, el coordinador priista creyó más en chismes que en la capacidad de un buen colaborador que mucha falta hace en estos momentos de incertidumbre, en que el PAN tomó las riendas de la 73 Legislatura y se requiere generar buenas ideas y enaltecer el debate. Ni modo prefieren mantener parásitos que gente trabajadora, ellos se lo pierden. Sabemos que Romo es inteligente y es de sabios rectificar cuando se equivocan, sobre todo si se esta cometiendo una injusticia. Ahí se las dejamos.

Respuesta
Hablando de parásitos, mas tardó en publicarse la pasada columna en la que el Diputado X preguntó sobre la actividad que realiza Cecilia “La Gordis” Rodríguez en el departamento de Prensa del GLPRI, que en llegarnos la respuesta. Un lector que conoce de aguacates se comunicó vía email y nos dijo que la susodicha se dedica a tres cosas: a nada, nada y a nada, si acaso a jugar y chatear con su celular, pero eso sí, la que fuera jefa de prensa del alcalde panista, Adalberto Madero, por ese “trabajo” recibe un cheque demasiado jugoso de varios ceros cada quincena, algo así como 60 mil pesotes mensuales. ¡Órale!
alusionespersonales@gmail.com

 

 

 

 

Ultimas Noticias

Toques para Samuelito

Toques eléctricos, de esos de cantina, para Samuelito. Desde hace varios meses, el malabarista de las mentiras en Nuevo León, el gobernador... [Seguir leyendo]