Lo de hoy...
La información nunca está protegida

México se mueve

Indudablemente, México se está moviendo; la Administración de Peña Nieto está haciendo una labor intensa, especialmente en algo que nos parecía estancado, entrampado, aletargado, perdido entre fobias y filias descompuestas y deshilachadas, en una entramado inextricable que tenía a la sociedad inmersa en un marasmo que la agobiaba criminalmente.

El ambiente político se ha transformado, por obra del Gobierno Federal, en un foro de mucha actividad. Nadie, de los que nos dedicamos a estudiar las acciones del Gobierno, habíamos pensado hace diez meses que pudiera existir alguna causa que hiciera girar en forma convulsiva y drástica a nuestros políticos y legisladores.

Tenía razón el Presidente Peña cuando partió a la cumbre de los G-20 en Rusia, cuando expresó: “nos quedan 120 días de mucho trabajo legislativo, para mover a México” (sic)

La presente Legislatura, la LXII, ha trabajado horas extras para sacar adelante las reformas emprendidas y sus leyes secundarias. Tanto senadores como diputados han desarrollado – y de hecho siguen haciéndolo – una intensa actividad legislativa; no cabe duda que el Ejecutivo mueve sus piezas con inteligencia y prontitud.

Los líderes de los partidos de oposición han colaborado, sin duda; ayer vimos de nuevo a Zambrano (PRD) como a Madero (PAN). Además, asistieron Jesús Ortega y Guadalupe Acosta, dos cuadros emblemáticos de la Izquierda moderada, formando parte del presídium en el lanzamiento de la Reforma Hacendaria, piedra angular en que se erigirán las demás propuestas y que forma parte del pacto por México firmado el pasado 2 de Diciembre.

Ésta Reforma fue enviada al Congreso junto a los proyectos de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos del Ejecutivo para el año próximo; todo ello deberán desahogar los legisladores en los tres meses que nos quedan de éste año; eso se llama trabajar seriamente en el mejoramiento del país.

Es imperativo impostergable sacar adelante la Reforma Hacendaria, que ha sido presentada por el Presidente Peña Nieto como una reforma social expresado en su discurso, con ejemplos; se trata de justicia tributaria; no habrá el cobro de IVA en alimentos y medicinas; habrá un gravamen para la Bolsa de Valores; se integrará un seguro para el desempleo y pensión universal para mayores de 65 años; ganarán más quienes ganen más; quitándole a AMLO y compañía, indudables banderas de sus trilladas arengas acusadoras de “traición a la Patria” (sic).

Mientras esto sucedía; afuera estaban los lobos aullando lastimeramente en un mitin elaborado por AMLO y sus flacas huestes, cuyas apreciaciones sonaban caducas, y -sobre todo- inútiles.

Los ácratas mencionados, los “mentores” del CNTE, los ternuritas de #yosoy132, los “encuerados de los 400 pueblos”, los despistados del SME y otros, a quienes fueron arrebatadas muchas de sus propuestas, les queda sólo las polucionadas calles; única arena de combate que les resta.

Sin duda; ayer sucedieron acontecimientos que prueban que México está moviéndose.
ozielsh15@gmail.com

Ultimas Noticias

“Fufo” vuela

La Muerte, como personaje, es muy familiar para los mexicanos. ¡Algunos hasta la han santificado! No me atrae ese culto, porque implica... [Seguir leyendo]