Lo de hoy...
La información nunca está protegida

La Cruda Realidad

Tags:

Por: Rodrigo Luna Guevara
Cuando era un adolescente recuerdo que mi madre me pidió que la acompañara a un acto de protesta, ¿para que?, no lo supe, ¿qué se defendía? Menos, ¿contra quién se peleaba..? ¿Qué le puede interesar eso a un muchacho de secundaria?

De pronto, ya en la calle, nos reunimos con un mar de personas, hombres, mujeres y niños, todos caminaban por las calles del centro gritando frases elaboradas, en contra del Gobernador de ese entonces, ahí, a lo lejos, reconocí una cara, era la de mi queridísima maestra de sexto de primaria, apenas unos meses atrás la deje de ver, y hoy me preguntaba qué hacía ella fuera del salón.

Entonces entendí todo, no estaba de vacaciones, estaba en medio de un paro laboral que los maestros hicieron para exigir sus derechos, comprendí también que mi maestra tenía la capacidad de cambiar su traje y tacones, por unos jeans y tenis, y que podía gritar tan fuerte a la autoridad como lo hacía con nosotros los indisciplinados.

De ese día aprendí que los maestros tienen un límite, que se les puede engañar pero no por mucho tiempo, que la lucha también educa y que hasta los más poderosos pueden caer.

Hoy en día la generalidad de los profesores sigue confiando en sus sindicatos, los de la 50 están un poco más tranquilos porque llevaron a cabo un amparo que no va a solucionar nada, pero el Profesor Castillo insiste en dar una dosis de tempra a todos, ya sabe usted, con esto del frio.

En la 21, siguen las juntas, y más juntas, y delegados en cada escuela explicando de que se trata la reforma y cuáles son los planes, y… pamplinas.

En general solo puedo pensar que todos los maestros de Nuevo León, van a alcanzar ese límite cuando sus líderes estén a punto de partir, algunos profes más confiados me han externado, mediocremente satisfechos, que todo seguirá igual, que solo habrá que esperar a que a la gente se le olvide la reformita y ya.

Lo que no han entendido es que la reforma ha sido exagerada por aquellos que gustan de sacar provecho de estas situaciones, después de todo, si soy tu líder y te repito mil veces que ocupas un amparo, vas a correr a conseguirlo.

Estimado lector, espero de todo corazón que las cosas no sigan igual, que se acaben los aviadores, que hay muchos, el nepotismo, como el denunciado en la Normal Miguel F. y el que se da en no pocas secundarias técnicas. ¿No sería idóneo que todas las personas que aspiran a ser maestros cumplan los mismo requisitos?

Una chica con vocación sale de la Normal, con mención honorifica, y por semejante demostración, le dan 6 horas, en cambio, un joven, muy grillo nada más, no se puede titular de la Normal, dudo que alguna vez haya presentado un examen de oposición, y ya tiene más horas, ¿será que presume ser mano derecha del Profesor Guadalupe? No creo que tenga nada que ver, en el sindicato la política no da beneficios, y Juan Lorenzo Martínez, no es de esos que únicamente busca su beneficio propio, para nada. Ups, ya di nombres. Saludos.

rolungue@hotmail.com
facebook.com/groups/cruda.realidad/

Ultimas Noticias

Pretextos y augurios

Vicente Fox condicionó la aceptación de una eventual derrota en las elecciones presidenciales de 2000 a que la votación del priista Francisco... [Seguir leyendo]

Mucho qué explicar

Perdón, pero como acostumbra decir el presidente López: “sin ofender”, cuando más lo hace, no estoy de acuerdo con todos los que... [Seguir leyendo]