Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Jauría en Iztapalapa

Tags:

Oziel Salinas H.
Una vez más sale a luz pública el cochinero que tienen maniatadas a algunas delegaciones del D.F.

Recordemos aquél sainete en tres actos efectuado por AMLO cuando, parodiando al más representativo  de los déspotas, encomendó a los votantes de Iztapalapa para que cruzaran la boleta por “Juanito” (por el PT) y luego éste ignorante declinara a favor de la señora Bruguera, títere oficial del ácrata de Tabasco. Así se manejaba el “enjuague” político de la capital.

Eran tiempos de gloria para AMLO, aunque no para las delegaciones, esos cotos de poder intermedio que manejaba a la perfección éste curioso personaje de nuestro folclor político.

Así, con mano alzada, manejaba la “democracia” capitalina quien se ostenta el más puro de los demócratas del mundo, así estaba el estercolero del D.F. que no acaba de componerse, puesto que casi todas las delegaciones políticas las manejan distintas tribus del PRD al más puro estilo de aquél lejano, extinto PRI que no paran en recordárnoslo como el más vil de los partidos.

Las jaurías perredistas se han presentado en forma real en el Cerro de la Estrella; los reportes de la jefatura de Gobierno así lo han confesado al afirmar que cuatro cuerpos de personas encontradas en ese lugar, fueron devorados por perros hambrientos en la sociedad paupérrima de Iztapalapa.

¿Qué han hecho las tribus – convertidas en jaurías perredistas – para eliminar no sólo la extrema pobreza de esa Delegación capitalina, sino ésta consecuencia fatal?

Nada: sólo mantenerse en el poder y repartiéndose el poco dinero que entra a las arcas municipales

Ese ha sido el Gobierno de la capital en los últimos 18 años; un emporio político para medrar con la pobreza de la gente, quienes, en su gran mayoría han sido cooptadas con dádivas de un Partido hegemónico; con bajo nivel cultural y con ambición desbordada por el dinero y sus posiciones.

¿Qué ha dicho al respecto el máximo líder de esa paupérrima gente? Igualmente: NADA.

Mientras el Jefe de Gobierno se la pasa haciendo comerciales para su promoción individual; cohetería, estrados para retratarse, pistas de hielo, etc.

Repartiendo juguetes en el Día de Reyes, posando orgulloso con su “Niño Dios” mientras allá en el Cerro de la Estrella aparece gente devorada por perros “charchinos” hambrientos, cuyos amos no tienen siquiera un bocado qué llevarse  a la boca.

Así empieza la Nueva Era del “Peje” quien parece adelantarse a “los chuchos” con su nuevo juguete electoral: MORENA, nuevo bodrio político de sus mermadas fuerzas, en lo que parece será el último recorrido por la República en búsqueda de su cada vez más lejana Presidencia.

A Mancerita le bastó un mes para agarrar la cuerda de lo que representa su jefatura; una serie de apariciones mediáticas y cotidianas para hacerse popular, como lo hizo su exjefe Ebrard.

¿Qué pasará ahora con esa pobre gente, cuyos votos, esos sí, se compran con baratijas, pero con mucha labia de quienes se sienten dueños de casa: la jauría perredista capitalina?

El primer muerto de Mancerita fue el estudiante linchado por la turbamulta de Tepito. Ahora aparecen cuatro cuerpos más a su cuenta que, para colmo, los diarios capitalinos y los comentaristas enmudecen, al igual que el Jefe Mayor AMLO , fundador de la dinastía que gobierna el D.F.

Despreocupados todos, ya que los miembros del colectivo #yosoy132, los líderes de Telefonistas, del SME, CNTE. Macheteros de Atenco y socios se dedicarán – bajo la batuta de Batres, Monreal, Padierna, Bejarano – a contar los muertos a cargo del Gobierno federal. Eso, júrenlo.

¿Seguirán gobernando la capital – a su trágica manera – las jaurías del PRD y socios políticos?
ozielsh15@gmail.com

Ultimas Noticias