Lo de hoy...
La información nunca está protegida

El ogro filantrópico

Tags:

Por: Omar Elí Robles
Octavio Paz lo hizo con una maestría tal, que a uno le sobreviene el deseo de callar.

Aplicado y aplicable a un Estado Mexicano, que va más allá de los colores.

El ogro filantrópico es la condición del ejercicio del poder… a la mexicana.

Usualmente, quien puede imponer y siente el derecho y la capacidad para pisotear al adversario, lo hace y no se detiene en consideraciones banales, como la imagen o el qué dirán.

Se aplica en lo macro… se atiende en lo micro.

En un pedacito de este gran País… de este gran Estado, existe un partido político vestido de poder, cuyos dueños y regenteadores la hicieron de ogros.

Sí, ogros filantrópicos…

Hicieron todo el daño que pudieron al adversario, al que pisotearon…

Hcieron todo el daño que fue necesario, contra el ciudadano, al que estafaron, al que privaron de progreso… al que engañaron.

Pero hicieron todo el bien que fue necesario a sus abyectos seguidores, a los que se inclinaron y rindieron loas.

Hoy, los ogros… o el ogro que ellos representan, siente que se amenaza su poder; que las circunstancias se ponen en contra.

Por eso el monstruo se pone filantrópico y parece capaz de mostrar el buen corazón que nunca tuvo.

El ogro cuenta historias de incomprensión en su contra… de largas jornadas se sufrimiento en la soledad de su poder incomprendido.

El magnánimo monstruo muestra los ojos anegados… el labio tembloroso.

El otro es siempre ogro…

Aunque llore.

red-crucero.com

Ultimas Noticias