Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Rodrigo, ‘El Ratón’ y Margarita

Tags:

Por: Salvador Hernández LANDEROS

Rodrigo Medina y Margarita Arellanes acudieron a las mañanitas a la Virgen de Guadalupe, no como cualquier mortal feligrés, donde “cenaron” gratis y enseñaron el cobre como todo buen regiomontano.

Pero vamos primero con “El Ratón”.

En los años cincuentas del siglo pasado cobró celebridad el boxeador Raúl “El Ratón” Macías, por la ocurrencia de acuñar la frase: “Todo se lo debo a mi manager y a la Virgencita de Guadalupe” y con eso su popularidad se potenció

Desde entonces, todo aquel personaje de la vida pública,  hombres y mujeres, actrices, cantantes, deportistas, y por supuesto los políticos, se arroparon con la frase, las peregrinaciones y las mañanitas para acercarse al pueblo.

En los años sesentas y setentas los políticos de Nuevo León también empezaron a acudir a la Basílica de la colonia Independencia, cuando que antes sólo iban a misa los domingos a los templos de La Purísima, El Sagrado Corazón o La Catedral.

Las costumbres cambian y la fiesta guadalupana se comercializó y se politizó. Por ello Rodrigo Medina y Margarita Arellanes no podían ser la excepción. Acudieron al igual que sus antecesores quienes sólo fueron ese día cuando estuvieron en el cargo y ya nunca más han vuelto.

Pero ellos no acudieron como cualquier mortal, los que para presenciar y escuchar Las Mañanitas deben llegar dos o tres horas antes para alcanzar asiento, lugar y tabla. En cambio a Rodrigo y Margarita les separaron tres filas de bancas.

Medina ingresó a la Basílica acompañado de un séquito de guaruras tres minutos antes de que el Arzobispo Rogelio Cabrera oficiara la misa. Margarita le ganó por segundos también rodeada de guardaespaldas.

Yo no entiendo. Los devotos guadalupanos ingresan al templo con devoción, no a causar daño a alguien. Además Rodrigo no ha hecho nada y Margarita menos, como para cargar con el apantallante aparato de seguridad.

Pero su asistencia la aprovecharon. “Cenaron” gratis el alimento publicitario que requieren en este momento para su imagen. Se dieron un baño de pueblo, desvelado, pero pueblo al fin y aparecieron a cuadro en la televisión. También saldrán en la prensa y los noticiarios.

Pero igualmente enseñaron el cobre. Rodrigo dispone de tres millones de pesos diarios para su imagen y Margarita mucho menos, pero tiene sus recursos para publicidad. Ambos se vieron muy codos, porque a la Virgencita de Guadalupe no le tocó nada.

A lo mejor porque a la Virgencita no le deben nada. A lo mejor porque tienen otros santos patrones… A lo mejor… A lo mejor…

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Ultimas Noticias