Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Con eso no se juega, César

Tags:

ONCE VARAS
Por: Obed Campos
César Garza Villarreal, actual alcalde de Guadalupe, es uno de los políticos más inteligentes y cultos en el estado. No hay que irse con la finta por aquello de su apodo de “Capulina” que se ganó por el innegable parecido con el cómico Gaspar Henaine… No, César tiene tablas y una carrera de más de 30 años lo respaldan.

Por eso, porque se sabe que es un hombre brillante, extrañan sus actitudes desde que ganó la elección: César se cerró al mundo y de problemas no quiere saber nada. ¿Dónde quedó aquel diputado entrón que supo manejar al dedillo la Comisión de Seguridad? Sólo él sabe.

Pero aparte de su cerrazón obvia, para no tratar de arreglar deudas que le dejó su incompetente antecesora, Ivonne Alvarez, de un tiempo para acá, Garza Villarreal se pone a invocar al Altísimo para mandar a los militares que vigilan su municipio o para cualquier otra clase de evento…

En una columna de cierto periódico le recuerdan a César que “Como buen abogado, el edil guadalupense debería recordar que las deudas son institucionales y no se extinguen cuando deja el cargo quien las contrajo…”

Y aquí le recordamos que las autoridades pueden tenerle fe hasta al Calendario Maya o a Santa Clós, pero eso no les permite que rompan la laicidad que ha
caracterizado a nuestro gobierno.

Además, hay que decirlo, con las cosas de Dios no se juega. En todo caso el alcalde había de buscar en Dios la iluminación para que le ayude a sacar tan ardua tarea como la que contrajo.

Porque aunque usted no lo crea, Garza Villarreal está solo y sus cabildeos en Facebook no parecen hacer efecto alguno.

Y tan solo está que no tiene ni gente de su confianza: a la hora de pagar facturas políticas tuvo que ratificar a Clemente Almaraz al frente de Comunicación Social y al notario Tláloc Cantú en la Secretaría del Ayuntamiento.

¿Será porque a los santos se les santifica y a las ratas se les ratifica? Es una pregunta.

Como también habrá que preguntar de dónde salió el dinero en efectivo, repartido en montos de 10 mil, cinco mil y dos mil pesos entre reporteros que celebraron la posada ofrecida por Garza Villarreal, ahora que anda diciendo que está quebrado el municipio y que no hay con qué enfrentar a los acreedores.
obedcampos@gmail.com

Ultimas Noticias