Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Fuerza Aérea Municipal

Tags:

Aunque siempre sorprenden, los “aviadores” en las administraciones municipales no son una novedad. Esta singular manera de robar a a los ciudadanos, con la complicidad de los propios alcaldes, se ha usado desde siempre. Este fraude, siempre impune, floreció cuando las administraciones priístas controlaban la geografía nacional. Una vez que inició la mentada “alternancia”, los nuevos partidos en el poder aprendieron rápido la lección y mantuvieron esa singular “fuerza aérea municipal” casi instalada como una institución obligada y necesaria.

No nos metamos en el brete de enumerar quiénes pueden lograr ese cargo como “piloto aviador” del erario. La lista sería muy larga, porque las bendiciones del eventual munícipe pueden caer sobre familiares, amigos, compadres, socios, militantes de su partido, militantes de la oposición, periodistas, líderes gremiales, y un largo etcétera de posibilidades. En cualquier caso se trata, aunque se oiga feo, de corrupción y delincuencia organizada; después de todo no sólo con armas se despoja al pueblo.

Lo que por ahora nos ha sorprendido, es que en casos como Juárez y Santa Catarina, los nuevos alcaldes anuncien que encontraron aviadores, más de los que la discreción política puede tolerar. Por su parte, el alcalde de Juárez dijo que procederá a denunciar cada caso. En Santa Catarina, si sigue ese ejemplo, se tendrá que distraer bastante al departamento jurídico, porque se habla de unos 300 “aviadores”. En otros municipios, al parecer no se ha detectado ese problema. O por lo menos, no se ha hecho público.

A todos los ciudadanos les agrada y les conviene que un nuevo alcalde le dé continuidad a los proyectos positivos de su antecesor. Pero no es agradable ni conveniente que junto con proyectos y empleados funcionales, también se le dé continuidad a esa “fuerza aérea”.

Si no se han denunciado en otros municipios, cualquiera podría pensar que no había “aviadores”. Por desgracia esto es muy poco probable, por no decir imposible. Sobre todo en los municipios metropolitanos, donde por la cantidad de empleados, pueden camuflarse mejor. Además de que el flujo de recursos es bastante como para mantener a estos “mantenidos”.

Si Juárez y Santa Catarina se han propuesto eliminar las “aviadurías”, siempre será una acción muy positiva. Pero no estorbaría que además se instituyeran candados para que no se volvieran a llenar las plazas con estos indeseables farsantes.

Pero lo más urgente es que los demás municipios, los que no han reportado “aviadores”, demuestren que ni había ni hay en sus administraciones. Y que además, se creen instancias bajo un control imparcial para que se audite contínuamente que el personal que se reporta en la nómina, sea efectivamente personal que trabaja en cada administración.

Pero estos son buenos deseos… esperanzas nada más. Todos sabemos que es poco menos que imposible eliminar para siempre a estas termitas de los recursos públicos.

ENFOQUE MONTERREY en Radio Beat, 90.1 FM
Lunes a Viernes a las 13 horas

Ultimas Noticias

Fanatismo y crimen

Como ya lo hemos explicado, el crimen organizado y el fanatismo religioso, a pesar de parecer fenómenos muy distantes en su naturaleza... [Seguir leyendo]

Tú o la 4T

¿Quién es libre, tú o la 4T? Eso es lo que nos jugamos este 2 de junio. Tú decides. Imaginemos por un... [Seguir leyendo]

Color rosa intelectual

Es legendario que en Constantinopla, antes Bizancio y hoy Estambul, la diversión favorita en la capital del entonces flamante imperio cristiano era... [Seguir leyendo]