Lo de hoy...
La información nunca está protegida

De Obama y Margarita

Tags:

Ayer el mundo entero estuvo muy atento al resultado de las elecciones en Estados Unidos. México no fue la excepción. En las esferas políticas, se insistió en que cualquiera que fuera el resultado, el inminente presidente mexicano, Enrique Peña Nieto trabajaría igual en proyectos binacionales, y no haría distinción en la defensa de los intereses de México. Claro, nada que no deba hacer y que no esperáramos los mexicanos.

Lo cierto es que la agenda bilateral será más cómoda ahora que se conoce que el presidente Barack Obama permanece en la Casa Blanca. No porque sea más sensible, sino porque sólo dará continuidad a la agenda ya vigente. La dificultad será en todo caso para el nuevo gabinete mexicano, que finalmente tiene un distinto concepto de nación. El partido en el poder, definitivamente hace diferencias fundamentales en todo, incluso en las relaciones internacionales.

Incluso dentro de nuestro ámbito nacional y local, los renovados poderes federales de la nación harán diferencias. Sobre todo se verá en el flujo de recursos y en la aplicación de programas conjuntos.

Estamos hablando de obviedades, porque esto lo hemos visto en cada sucesión presidencial y legislativa. No descubrimos el “hilo negro”, pero sí debemos estar atentos a estos nuevos estilos de gobierno, después de todo, de alguna manera siempre nos van a afectar.

Por lo pronto, aquí en Monterrey, las cosas no serán nada fáciles para la primera alcaldesa regia, Margarita Arellanes. No le faltarán obstáculos, retos y pruebas, sobre todo en tanto logra tomar el control de la administración municipal. No es gratuito que de entrada de le haya negado el control policiaco total en el municipio. Ni los mandos militares, ni la desmesurada presencia de marinos en la ciudad, convencen al gobierno del estado. Jorge Domene dio un “no” rotundo a la alcaldesa; un “no” muy cortés, pero finalmente un freno a la pretención municipal.

No pararon ahí las jaquecas de la alcaldesa. Por ejemplo, el conflicto generado entre centrales obreras en la Central de Autobuses no suena para nada casual. Parece más una manera, ya muy usada por cierto, de “calibrar” a las nuevas autoridades municipales. Las centrales obreras suelen buscar cualquier pretexto para hacer una muestra de poder, y así ver la capacidad de reacción de los nuevos munícipes. De paso, estos desplantes son argumentos a la hora de negociar posiciones y privilegios. No dude usted que en la lista de estas acciones diz’que casuales y diz’que justas, se apunten muy pronto los comerciantes informales. Después de todo es otro feudo de las centrales obreras, y un problema nunca solucionado por alguna administración municipal.

Margarita Arellanes, definitivamente tiene que demostrar pronto que además de guapa y joven, tiene también los “tamaños” para lidiar con centrales obreras, golpeteos políticos, mafias económicas y de las otras… incluso con los lastres que ya carga de la administración anterior.

ENFOQUE MONTERREY en Radio Beat, 90.1 FM
Lunes a Viernes a las 13 horas

Ultimas Noticias