Lo de hoy...
La información nunca está protegida

César…a la antigüita

Tags:

Por Salvador Hernández Landeros: 

César Garza rindió protesta como Alcalde de Guadalupe y lo hizo al modo antiguo del PRI.

Nada que ver con un priísmo renovado, moderno, con visión que se supone le ha dado la experiencia política acumulada.

Lo más destacable en su toma de protesta ante Rodrigo Medina de la Cruz, fue el anunciar que se reducirá el 25 por ciento de su salario.

Y también un 10 por ciento a los sueldos de los secretarios, coordinadores y directores, a excepción del personal de la Secretaría de Seguridad Pública, con el propósito de equilibrar las finanzas del municipio.

Pues bien, si César Garza quiso exhibir a Rodrigo Medina con este anuncio, como diciéndole a la ciudadanía, si en el Estado donde están peor de endeudados no lo hacen, nosotros sí, entonces estuvo en todo su derecho de cobrarse agravios que le pudieron haber hecho.

Pero también se llevó de encuentro a sus tres antecesores ahí presentes, Juan Francisco Rivera Bedoya, Cristina Díaz Salazar e Ivonne Álvarez, quienes, en todo caso, propiciaron la adversidad económica por la que ahora atraviesa Guadalupe.

Pero si el reducirse un 25 por ciento su salario no se trató de indirectas a los interfectos, pues no queda más que verlo como un acto populista y demagogo del antiguo PRI.

Porque sí la solución para sanear las finanzas y reajustar el gasto público estuviera en reducirse el salario, ya lo hubieran puesto en práctica los Senadores, los Diputados Federales, Diputados Locales, Alcaldes y hasta Regidores actuales, a los que se podría echar de enemigos por los próximos tres años. Y quién sabe que haga Peña Nieto.

Un ejemplo de solución lo hubiera sido Mauricio Fernández, quien suponemos que si cobró su salario integro durante los tres años. Él pudo haber anunciado que no lo necesitaba, como tampoco ahora necesita el que San Pedro le pague las escoltas que le asignaron.

Un mal pensado, sin agraviar a nadie, puede decir que Mauricio no necesitó salario del erario público, por su posición económica, y César, pues tampoco no tanto, pues ya fue Alcalde en Apodaca, diputado local, funcionario y diputado federal.

Pero eso de reducirse el salario, en manejos financieros y contables públicos, está como el dicho ese que le acreditan a un individuo que es más terco que una mula.

“Por una oreja le entra y por la otra le sale”. Es lo mismo, pero en el bolsillo y al revés.

chavalolanderos@yahoo.com.mx
www.sucesosdigital.com
www.losdelcirculorojo.com

Ultimas Noticias

Pretextos y augurios

Vicente Fox condicionó la aceptación de una eventual derrota en las elecciones presidenciales de 2000 a que la votación del priista Francisco... [Seguir leyendo]

Mucho qué explicar

Perdón, pero como acostumbra decir el presidente López: “sin ofender”, cuando más lo hace, no estoy de acuerdo con todos los que... [Seguir leyendo]