Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Sindicalismo ‘zombie’

Tags:

Es difícil ignorar a estas alturas lo que está sucediendo en el Congreso de la Unión. El tema de la Reforma Laboral sigue siendo el principal tema de debate; un debate que rebasa los recintos legislativos para llegar a todos los foros políticos. Incluso va más allá, y se vuelve tema de conversación en la sobremesa.

Ayer, el debate dentro del Senado de la República, tuvo altibajos durante toda la jornada. La iniciativa de reforma llegó el aval que ya se tenía en comisiones, en donde los priístas había mutilado el tema que se ha vuelto más polémico: la transparencia sindical. Luego vino la aprobación en lo general de la iniciativa, con poco más de cuatro docenas de reservas incluidas principalmente por el PAN y el PRD.

En este estado estaban las cosas, cuando el ex candidato presidencial, el morenista Andrés Manuel López Obrador se apersonó en el senado, básicamente con legisladores de izquierda. Evidentemente se pronunció sobre la Reforma Laboral y advirtió que interpondrá amparos contra ella.

El inevitable Peje se pudo haber evitado la molestia de meter más ruido al tema. A estas alturas, las fuerzas vivas de muchos sindicatos están listas para hacer hasta lo imposible por parar esta reforma. Ya algunos han mencionado desde movilizaciones hasta paros. Y al hablar de fuerzas vivas nos referimos a los líderes, porque la base sindical no necesariamente tiene idea de lo que se está realmente jugando en ese tema de la democracia sindical… De hecho, seguramente muchos ni la conocen.

Hacia el final de la jornada legislativa en el Senado, hubo un pequeño cambio en la posición del PRI sobre el tema. Cedió un poco, aunque eso no significa que vaya a mantenerse así. Debemos recordar que el corporativismo sindicalista pudo bajar un poco su perfil político, pero sigue siendo una realidad, y un sector muy importante en el priísmo.

Pase lo que pase en el Senado, no se ha dicho todavía la última palabra sobre este asunto. No se ve a corto plazo un verdadero cambio en el sindicalismo mexicano. No se vislumbra siquiera una toma de conciencia radical en la base sindical, una toma de conciencia que pueda derrocar definitivamente a los dictadores embozados que se hacen llamar líderes.

Es cierto que la ley sobre el tema puede ayudar a impulsar un verdadero cambio, pero nunca será real si no surge un verdadero movimiento de la base. Basta con ver cómo se siguen eternizando en el poder, con la complacencia de delegados que finalmente siguen manipulando a los agremiados, y callando a los inconformes.

Definitivamente, el sindicalismo mexicano ha pasado de ser un logro de los trabajadores, para convertirse en el ‘zombie’ del cadáver de la Democracia.

ENFOQUE MONTERREY en Radio Beat, 90.1 FM
Lunes a Viernes a las 13 horas

Ultimas Noticias