Lo de hoy...
La información nunca está protegida

No se ocupan sicarios

Tags:

Por: Obed Campos

Para acabar con nuestros polis, no se ocupan bandidos

Las intenciones sanguinarias de exterminar a los policías de Nuevo León por parte de la delincuencia organizada, y las intenciones arbitrarias, pero administrativas para hacer lo mismo, por parte del gobierno palidecen ante la franca estupidez suicida con que nuestros “guardianes del orden” se conducen.

Bastan dos botones de muestra:

1.- El viernes pasado dos elementos supuestamente “muy inteligentes” del departamento de Inteligencia de Seguridad Pública del Estado, en un vehículo de muy, pero muy dudosa procedencia se paseaban por el sur de la ciudad. En el cruce de Revolución y Federico Gómez, en la colonia Buenos Aires, donde existe de toda la vida una agencia de Motorola y donde siempre también está lleno de guaruras y policías esperando a que les den mantenimiento a sus radios, los de Inteligencia “se toparon” con un grupo armado.

Dicen que fueron agredidos por los sospechosos y que así comenzó la pelotera. A mí me contaron que no fue así: se trataba no de un grupo de bandidos sino del cuerpo de seguridad (legalmente armados) de un empresario del transporte, que reaccionaron como lo mandan los protocolos cuando se trata de cuidar a su patrón.

Pero, aunque la sangre no llegó al río, el escándalo no acabó ahí, porque los de Inteligencia que nunca se identificaron como policías, pidieron refuerzos, cerraron las dos avenidas por horas y sometieron violentamente a los guardaespaldas.

A uno de ellos lo trajeron desaparecido unas horas y a los demás los consignaron.

2.- El vergonzoso incendio de una patrulla por sobrecalentamiento (o sea, falta de mantenimiento) y la volcadura de una Suburban también de dudosa procedencia en una balacera que sembró el terror en Valle Oriente el lunes, es el segundo botón de muestra.

En esos hechos también los policías se confundieron entre ellos, lo que causó la volcadura de la Suburban donde viajaba un policía federal encubierto.

No sé si se dictarían las medidas disciplinarias como boletas de arresto contra estos ineptos elementos pero insisto, si se matan entre ellos no se necesitan sicarios que vengan por sus cabezas.

obedcampos@gmail.com

Ultimas Noticias