Lo de hoy...
La información nunca está protegida

La memoria del dos de Octubre

Tags:

“El dos de Octubre no se olvida”, reza la consigna que se ha repetido ya por décadas en México al llegar esta fecha. Normalmente se realizan diferentes manifestaciones para recordar un hecho histórico terrible, un acto de represión que todavía avergüenza a los mexicanos. Sobre todo porque fue un acto represivo, violento y fatal, ejercido contra jóvenes estudiantes: la Matanza de Tlatelolco.

Desde entonces a la fecha, han corrido ríos de tinta sobre el tema. Aunque se han intentado aclarar muchos de los detalles del hecho, a la fecha sigue siendo un ponto oscuro en la historia moderna de México. En realidad, tal vez nunca se sepa toda la verdad, ni se diga abiertamente quiénes fueron los verdaderos culpables de la masacre.

Es más: aún hoy, cuando todos reconocen esa vieja consigna de que “el dos de Octubre no se olvida”, no son muchos los que saben exactamente qué sucedió. Para muchos el dos de Octubre es una fecha con poco peso. Una efeméride más en la agenda de algunos activistas políticos de izquierda.

No estorba hacer un pequeño ejercicio de memoria, por deber social, y por honor a aquellos estudiantes asesinados. El hecho conocido es que el dos de Octubre de 1968, en la plaza de las tres culturas, en Tlatelolco, cerca de las 18:00 horas se celebraba un mitin. En su mayoría eran estudiantes universitarios y simpatizantes del Consejo Nacional de Huelga. De pronto unos balazos disparados desde el complejo habitacional Chihuahua rompieron la tranquilidad. El número de muertos no se sabe exactamente, algunos investigadores hablan de 300 muertos y una cantidad similar de heridos.

Los estudiantes culparon al Ejército de la matanza; en especial culparon al Presidente de México en ese entonces, Gustavo Díaz Ordaz, y al Secretario de Gobernación Luis Echeverría Álvarez. El Ejército por su parte, 25 años después dio su versión a la opinión pública de lo ocurrido. El parte militar informó que dos luces de bengala dieron inicio con la agresión; y que contrario a lo que se afirmó por estudiantes, el Ejército defendió a la muchedumbre de los francotiradores apostados en los edificios. También afirma que la misión del Ejército el 2 de octubre de 1968, fue la de evitar que los estudiantes tomaran el Castro de Santo Tomás. El Batallón Olimpia, un grupo paramilitar infiltrado entre la muchedumbre, tenía como objetivo capturar a los líderes de movimiento, y fue justamente el que inició la agresión.

La matanza del 2 de octubre puso punto final a la toma de las calles por parte de los estudiantes. El grueso de la comunidad académica se replegó a sus espacios naturales, las universidades, pero ya con una conciencia muy crítica del sistema. Esta visión social y política no tardaría en transmitirse a las siguientes generaciones, y en convertirse en análisis que expuso las zonas oscuras del sistema político mexicano.

Eso es a grandes rasgos el hecho que se conmemora este día. Se olvidan los detalles, pero aunque sea por instinto, sigue siendo un recordatorio de lo que un sistema político viciado y corrupto puede llegar a hacer. Por eso hay que reivindicar siempre la consigna: el dos de octubre no se olvida. Y no debe olvidarlo ni la sociedad, ni el gobierno, ni los propios partidos políticos.

ENFOQUE MONTERREY en Radio Beat, 90.1 FM
Lunes a Viernes a las 13 horas

Ultimas Noticias

Fanatismo y crimen

Como ya lo hemos explicado, el crimen organizado y el fanatismo religioso, a pesar de parecer fenómenos muy distantes en su naturaleza... [Seguir leyendo]

Tú o la 4T

¿Quién es libre, tú o la 4T? Eso es lo que nos jugamos este 2 de junio. Tú decides. Imaginemos por un... [Seguir leyendo]

Color rosa intelectual

Es legendario que en Constantinopla, antes Bizancio y hoy Estambul, la diversión favorita en la capital del entonces flamante imperio cristiano era... [Seguir leyendo]