Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Cuando los débiles se juntan…

Tags:

Por: Omar Elí Robles
En las historias revolucionarias… los débiles se unen para derrocar al tirano.

En la actual historia panista, los débiles que se juntan no lo hacen para derribar a tirano alguno.

Mire, la historia es rara… pero real.

El tirano, llamado “diablísima trinidad”, oprimió… humilló… se propuso exterminar a los débiles… a los libres… a los insurgentes… a los que pretendió matar de hambre.

Sin trabajo en las administraciones… sin acceso a cargos públicos, deambulaban de lado a lado… lamían sus heridas e intentaban pelear cada vez que se convocaba a procesos internos.

Hasta que el tirano se tropezó consigo mismo…

Los débiles convocaron a un poder superior que les fortaleció, y al mismo tiempo debilitó al tirano.

Los sojuzgados no alcanzaron a volverse poderosos… fueron un poquito menos débiles, pero débiles al fin.

Los tiranos no alcanzaron a volverse débiles… pero fueron menos poderosos… vulnerables, al fin.

Los humillados tuvieron al tirano en condiciones deplorables… podían intentar el asalto final a su fortaleza y liquidarlo.

El poderoso sintió que tenía fuerza… y en un postrer esfuerzo, hacer el intento por sofocar la rebelión.

Pero debilitados ambos… uno porque ya lo era… otro porque empezaba a serlo… en vez de la lucha final, nos regalaron un pacto.

Los débiles se unieron…

Los humillados porque tuvieron miedo a fracasar en el último momento.

Los tiranos debilitados, porque tuvieron miedo a fallar en el intento y verse de tal manera expuestos al escarnio, que contra su propia voluntad impulsaron el acuerdo.

El tirano no sería castigado…

El débil no accedería al trono, pero pasaría de indigente, a sirviente de la corte.

Y así, cuando los débiles se unieron, no hubo un tirano que temblase.

Hubo, solamente… una tiranía, pero en reposo.

red-crucero.com

Ultimas Noticias