Lo de hoy...
La información nunca está protegida

La manzana de la discordia legislativa

Tags:

Contra toda previsión, el Congreso de Nuevo León siguió atorado en las negociaciones internas entre bancadas. No es que dudemos de la capacidad de los diputados para prolongar indefinidamente cualquier problema. En esto al menos, han sido bastante hábiles. Lo que sorprende es que a estas alturas no hayan llegado a un acuerdo. De esos acuerdos que ignoran el interés de los ciudadanos y sólo responden a los intereses de los partidos y de algunos de los diputados de marras.

Lo interesante del caso es que ya hubo al menos una propuesta de solución, que involucraría a entidades ciudadanas. La propuesta fue de Acción Nacional, y buscaría la opinión de grupos como representantes de universidades, del Consejo Cívico de las Instituciones, del Consejo Coordinadas Empresarial, y otros órganos no gubernamentales.

La respuesta fue inmediata: salvo el PAN, el resto de las bancadas rechazó la intromisión de estos institutos ciudadanos. Desde el PRI se hizo el señalamiento de que hay jurisdicción al respecto. La peleada Comisión de Hacienda debe constituirse de acuerdo a una reglamentación bastante bien planteada, al menos para las conveniencias de nuestra clase política. Después de todo ellos fueron los que hicieron esas reglas. Las otras bancadas, salvo el PAN, estuvieron razonablemente de acuerdo. Y tienen razón, después de todo, en el río revuelto de las negociaciones cualquier ventaja es ganancia.

Lo interesante de todo esto es que parece que no se quiere permitir la injerencia de grupos ciudadanos en esa negociación. Y hay que aclarar, que aunque se enarbole la bandera de que hay leyes y reglamentos, al final todo se reduce a una negociación. Leyes o no, son sólo intereses muy ajenos a los ciudadanos lo que se está peleando.

Ahora que, también hay que aclarar que el nombre de Organizaciones No gubernamentales tampoco es garantía de que representen a la ciudadanía. Reconozcamos que finalmente cada grupo se integra a partir de intereses muy específicos. En lo general pueden buscar el bien común, como todos, como el propio sistema político; pero en lo particular, como los propios partidos políticos, la manera de conseguir ese bien común no necesariamente es la adecuada para todos.

En el caso de las universidades, tampoco se puede esperar demasiado. En teoría tienen todos los elementos para ser excelentes jueces, pero, como dice el refrán, “el buen juez, por su casa empieza”, y hay que decirlo: las universidades locales sí fomentan los valores universales, pero cada una desde su muy particular punto de vista. Si no, ahí está el muy reciente acto definitivamente represivo contra estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

En resumidas cuentas, no hay manera de que haya concilio de intereses entre las bancadas del Congreso de Nuevo León. Al menos no desde la perspectiva ciudadana. Que se nota, tampoco tienen ninguna prisa por consultar, y mucho menos acatar, la opinión del ciudadano en un asunto tan vital como la integración de la Comisión de Hacienda. Y es bastante claro por qué pelean su control.

ENFOQUE MONTERREY en Radio Beat, 90.1 FM
Lunes a Viernes a las 13 horas

Ultimas Noticias

Luz del barrio

Las contracciones del parto eran cada vez más frecuentes. El sudor cubría a chorros su cuerpo, y la criada le humedecía la... [Seguir leyendo]