Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Rodrigo… con esos amigos…

Tags:

Por Salvador Hernández LANDEROS

Pobre Rodrigo. Me refiero a Medina de la Cruz. Un día sí y otro también le tupen los del PAN, los de la COPARMEX, los del CCINLAC y otras organizaciones con ganas de tumbarlo del cargo.

Pero el colmo de los colmos está en que hasta algunos priistas, carentes de oficio político, le ponen piedras a quien se supone le deben lealtad, al menos partidista. Por ello, con esos amigos, para qué quiere Rodrigo más enemigos.

Y esos que le ponen piedras tienen nombre y apellido. A saber, Aldo Fasci Zuazua, ex, ex, ex; Edgar Romo, coordinador de los priistas en el Congreso Local y el dirigente de la CROC estatal, Agustín Serna Servín.

Aldo presume obras que gestionó en beneficio de habitantes de las colonias San Ángel Sur y Condesa ubicadas en el Sur de Monterrey. Por su falta de oficio no sabe que en política la forma es fondo y el uno es el uno.

Sus promesas de campaña para Diputado Federal las realizó el Gobierno del Estado a través de Obras Públicas y de Agua y Drenaje. Como quien dice, Aldo fue al bautizo y se olvidó del padrino. ¿Acaso no sabía quién ordenó que se ejecutaran esas obras?

Por su parte, en la celebración de los 60 años de la CROC, el dirigente Serna Servín, amaga con ir al Congreso del Estado a darles un jalón de orejas a los diputados de Acción Nacional y  a “un zonzo que dice ser de la izquierda, pero que es mercenario desde que nació”. (sic).

Qué pasaría si los croquistas le toman la palabra al envalentonado dirigente. Imagínense que van y les jalan las orejas a los legisladores panistas que hacen uso de la Tribuna para criticar las acciones al Gobierno del Estado. ¿Quién va a  pagar los platos rotos? ¿A quién van a acusar de la falta de control político?

Y Edgar Romo, quien se supone tiene más tablas políticas que los dos anteriores, aprovecha la Tribuna para exigir transparencia en el manejo de la deuda y de los recursos financieros del Municipio de Monterrey.

Medina, se le olvida a Edgar Romo, no halla la puerta desde que le estallaron los malos manejos en el ICV, Metrorrey, Cecyte, Isssteleón y los mil 500 millones de pesos usados para salvar a constructores.

Por ello, ante los ataques en diferentes frentes, aunados los infortunios priistas, a Rodrigo no le queda otra que recurrir a su estrategia de comunicación y hacer su recorrido de todos los lunes por la mañana y pasar por espacios en las televisoras locales.

Desde las siete de la mañana se va a la colonia Roma y de allí salta a la colonia México y al final a la Privada José Marroquín “Pipo”. Allí hacen como que lo entrevistan y Medina sabe cuánto le cuesta lo que quiere promocionar en disimulada defensa.

Medina está en su derecho. Tiene presupuesto autorizado para la promoción de sus acciones y logros. Pero con esos amigos, no le van a alcanzar los millones para levantar su imagen. Pobrecito Rodrigo.

[email protected]

Ultimas Noticias