Lo de hoy...
La información nunca está protegida

Los 7 pecados capitales

Tags:

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Luego de su estrepitosa caída política, el partido azul intentará  restaurar su trayectoria vertical, que a partir del dos mil se vio truncada por la voracidad de sus afiliados. Quiere su presidente Gustavo Madero desterrar los siete pecados capitales que, por desgracia, llegaron con el poder. A partir del año próximo, al igual que el nuevo gobierno federal con su proyecto de transparencia, quiere desterrar de sus filas la soberbia, la avaricia, la lujuria, la ira, la gula, la envidia y la pereza con un código de ética en el que no tomarán parte los responsables de tal desaguisado. Buscará en adelante que sus militantes actuales y nuevos  sean honrados, honestos, íntegros, congruentes y otros atributos para demostrar que sí quieren ser panistas.  Reivindicar  la política como una actividad al servicio de los demás y cuyo fin es el bien común, no el propio. Tener  autonomía total frente al gobierno cuyas estructuras son diferentes del partido. Este código de ética será el que permee en la  asamblea nacional en marzo de 2013.Y no en noviembre próximo como quería el Jefe del Ejecutivo Federal junto con otros  aludidos. Quiere el Pan que se defiendan los valores y se exalten las virtudes. Castigar a los malos y recompensar a los buenos. Que el ciudadano sepa qué le ofrecen y que le van a dar y decidir si eso es lo que quiere el pueblo. No que lo engañen con manejos turbios, para no utilizar otros adjetivos, como sucede actualmente con la compra subrepticia de Pémex a unos “inexistentes” astilleros de Galicia, España, de hoteles flotantes (Por qué no darse esos contratos, si fueran legítimos, a los astilleros mexicanos y promover el empleo que tanto se ha pregonado, y se necesita en México).

Quiere Gustavo Madero, autónomo ya del Poder Ejecutivo Federal según se pone de manifiesto, terminar en el defenestrado partido Acción Nacional con el desatino, la barbaridad, el estropicio, la torpeza, la necedad, la injusticia que ha traído sangre , hambre, dolor y llanto al país y rechazo a quien era un símbolo decoroso de la oposición Tiene toda la razón.

El partido tricolor desea, indirectamente con su proyecto moralizador y de transparencia, ayudarlo a — ¿Con lo que hay en un caño, en una cloaca, en el desagüe, en el sumidero?— desterrar dentro de los gobiernos Federal, Estatal y Municipal, los  siete pecados capitales como se menciona al inicio, que están en boga según las apariencias que nadie pone en duda. Ojalá que el partido azul vuelva a retomar su senda de opositor, encuentre a hombres, mujeres pero sobre todo jóvenes , que reivindiquen la memoria de Gómez Morín, su fundador, con las siete virtudes: humildad, generosidad, castidad, paciencia, templanza, caridad y diligencia. Que sea el grupo que como fuerza opositora o como quiera denominársele demuestre que en verdad quiere servir al país y, no como el grupo que ya se va o sigue incrustado en el Legislativo que tanto daño le hizo al País, solo servirse.

[email protected]

Ultimas Noticias